¿Qué causa una fuga de gas?


Las fugas de gas en el hogar suelen ser el resultado de aparatos defectuosos, mal mantenidos o defectuosos.


Si tu electrodoméstico está mal instalado, el gas puede escapar, generalmente de la manguera de gas que conduce al electrodoméstico o alrededor del sello. Para evitar estas circunstancias indeseables siempre debes asegurarte de que todos tus aparatos como son boilers o estufas estén instalados correctamente.


Las pequeñas fugas de gas pueden no tener olor u otros signos físicos. Sin embargo, si hay una fuga de gas en el hogar, una persona puede notar:


El olor a azufre o huevos podridos.
un silbido cerca de una línea de gas
Una nube blanca o nube de polvo cerca de una línea de gas
Burbujas en el agua
Un tubo de gas dañado
Plantas de interior muertas
Además, las facturas de gas pueden ser más altas de lo normal, ya que el gas se escapará de las líneas de gas o de los electrodomésticos a la casa.

Algunas cosas que puedes hacer frente a esta emergencia son:





Asegurar que todas las personas y mascotas sean evacuadas de la casa inmediatamente.


Dejar las puertas abiertas e inmediatamente llamar al 911, al departamento de bomberos local o a otro número de emergencias local.


No hagas la llamada desde el interior de la casa, ya que esta acción puede encender el gas.


Lo más importante es que tengas un proveedor de gas confiable y profesional como son: Arcigas.